domingo, 5 de junio de 2011

SHAQ...SHAQ...SHAQ..ADIOS SHAQ....!!!

WINDERMERE, Fla. -- Shaquille O'Neal subió las escaleras al improvisado escenario en su gimnasio en casa, sacó algunas tarjetas índice con notas y dijo las palabras que nunca creyó vendían.

Adiós.

O'Neal, de 39 años, oficializó su retiro el viernes, reiterando lo que había revelado en un video colocado en línea par de días antes que sus días de jugar en la NBA terminaron. Decir esas palabras cerró su círculo profesional, ya que todo terminó en su casa en un suburbio de Orlando, la ciudad en donde sus días de jugador profesional comenzaron cuando el Magic lo hizo su primera selección en 1992.

"Nunca pensé que llegaría este día", dijo O'Neal. "El Padre Tiempo finalmente alcanzó a Shaquille O'Neal".

Insistió que no regresará, o que no entrenará a nadie que no sean sus tres hijos.

Su carrera concluye con 28,596 puntos, 13,099 rebotes, 15 selecciones All Star, cuatro campeonatos y tres premios al JMV de las Finales de la NBA.

"Soy la persona con más suerte en el mundo", dijo O'Neal. Para el final, el lugar fue el apropiado.

O'Neal compró la casa en 1993, y ha sido su base desde entonces -- aún luego de dejar Orlando por Los Angeles, Miami, Phoenix, Cleveland y Boston a través del resto de su carrera en la NBA.

Shaq cake
Jeannine Edwards/ESPNLos logros de Shaquille fueron desplegados en un pastel en su conferencia de prensa
Muchos de los pasillos en el complejo de 29,000 pies cuadrados están adornados con jerseys, desde Garnett a Gretzky, jugadores de fútbol americano, amigos de la NBA, enemigos de la NBA, e incluso jugadores de béisbol. Los portales son enormes, como era de esperar cuando el ocupante principal de la casa mide sobre 7 pies.

Los huéspedes fueron llevados al lugar por una alfombra roja colocada sobre su meticuloso garaje, que contenía carros de lujo y motocicletas. Familiares y amigos cercanos se juntaron en la enorme cocina mientras el gimnasio se llenaba para una celebración que estuvo salpicada para muchos con tristeza, sin embargo.

El "Último Centro, a la Izquierda", como una vez se auto proclamó famosamente Shaq, dejó la NBA.

"Este es un día agridulce a nombre de la familia", dijo su madre, Lucille Harrison. "Han sido 19 años, pero los 19 años se han ido tan rápido".

Muchas de las personas cercanas a O'Neal estaban presentes, incluyendo su entrenador universitario, Dale Brown, de LSU. Hizo muchas historias de Shaq, incluyendo la ocasión en que el entonces jugador de preparatoria pidió permiso para comer maní en una mini barra de un hotel, mientras otros jugadores de preparatoria estaban tomando alcohol.

Brown alabó el trabajo que sus padres hicieron con O'Neal, reprendiendo a los escándalos de hoy al señalar que cuando él se sometió al proceso de reclutamiento de LSU, no había negocios obscuros, ni nada por debajo de la mesa.

"Esto realmente no ocurrió", dijo Brown. "La otra cosa que es muy obvia para mi es que este debe ser un faro, un faro de luz para todos los jóvenes que ven esto".

O'Neal agradeció a sus padres, le dio gracias a sus hijos por soportar el "itinerario de papá", e inclusive agradeció al comisionado de la NBA David Stern por lo que ha hecho al mando de la liga.

En las horas antes de reunirse con los medios, O'Neal expresó su agradecimiento a los Lakers por planificar retirar su número 34.

"Quiero agradecer a la organización de los Lakers por pensar en mi", dijo O'Neal al programa "Mike and Mike in The Morning", de ESPN Radio, añadiendo que habló el jueves con el propietario de los Lakers Jim Buss y la vicepresidente Jeannie Buss.

En la entrevista añadió que cree que Kareem Abdul-Jabbar es el mejor que ha visto jugar la posición de centro. Y, excluyéndose a sí mismo de la conversación, consideró que Bill Russell, Wilt Chamberlain, Hakeem Olajuwon y David Robinson están entre los cinco principales centros de todos los tiempos.

"Sólo escuchar mi nombre mencionado al lado de esos individuos es una bendición", apunto O'Neal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario