sábado, 26 de marzo de 2011

PEDRO MARTINEZ ("PEDRO EL GRANDE")



WASHINGTON -- Pedro Martínez tuvo el viernes una sesión de "bullpen" para lo que podría ser su próxima "salida" en el béisbol, por supuesto en Cooperstown el día de su exhaltación al Salón de la Fama.

"Vamos a decir que sí, que este es el calentamiento de lo que habrá de venir", dijo Martínez a ESPNdeportes.com en la Galería del Retrato del Museo Smithsonian en la capital de Estados Unidos.

La prestigiosa institución develó un retrato -- que estará en exhibición permanente en el histórico edificio de la calle F en el centro de Washington -- del ganador de tres premios Cy Young y a uno de los lanzadores más dominantes de todos los tiempos.

El retrato "Orgullo y Determinación" fue pintado por Susan Miller-Havens en 2000 y mide 57 pulgadas (144,78 centímetros) de alto y 21 (53,34) de ancho. Miller-Havens hizo tres retratos de Martínez en su estudio en Cambridge, Massachusetts, y el que está en el Smithsonian es el segundo, según el museo.

"Orgullo y Determinación" fue donado al museo por el periodista Peter Gammons y su esposa Gloria. Miller-Havens ya había conseguido colocar otro retrato de un beisbolista en el museo, uno del ex receptor Carlton Fisk.

"Pedro no ha sido solamente un gran lanzador, sino además alguien que siempre ha estado preocupado por su comunidad, en Dominicana y Estados Unidos. Estamos felices de tener su retrato", dijo Martin E. Sullivan, director de la Galería del Retrato.

Pedro Martínez y Leopoldina Martínez
APPedro Martínez en el museo Smithsonian junto a su madre, Leopoldina Martínez
"El lanzador más dominante de todos los tiempos en un tramo de siete años y el pelotero más excitante que he visto", dijo Gammons, un nativo de Boston que cubrió la carrera de Martínez para ESPN.

La galería, que fue inaugurada en 1968, contiene una colección que rinde homenaje a grandes norteamericanos, pero mayormente políticos, artistas y científicos, incluyendo el famoso retrato "Landsdowne" de George Washington, el primer presidente de la nación. Martínez, de 39 años, es dominicano, pero recibió la nacionalidad norteamericana en el 2006.

"Esto es algo tan importante como Cooperstown", dijo Martínez. "Es uno de los museos más grandes del mundo y el más grande de Estados Unidos. Ojalá sea el calentamiento para Cooperstown, para mí es de gran orgullo y regocijo".

"Esto le da esperanza a muchos dominicanos que algún día quieren llegar a ser como yo. El pueblo dominicano se sentirá tan orgulloso igual que me siento yo hoy", dijo Martínez.

El lanzador fue acompañado por una gran cantidad de familiares, incluyendo su madre Leopoldina Martínez, su esposa Carolina Cruz y su hermano Ramón, otro ex lanzador de las ligas mayores.

El gobierno dominicano estuvo representado por Roberto Saladín, embajador quisqueyano en Washington. El ex lanzador Juan Marichal, único pelotero dominicano que ha sido elevado al Salón de la Fama, no quiso perderse la ocasión, tampoco Rafael Ávila, el cazatalentos de los Dodgers de Los Ángeles que firmó a los hermanos Martínez.

"Pedro Martínez ha sido una persona especial para nuestro país y para el béisbol y este homenaje es una muestra del sitial que ocupa. No muchas personas reciben semejante honor", dijo Marichal.

"Pedro ha sido alguien que nos hace sentir orgullosos a todos nosotros de ser dominicanos, alguien que ha elevado la dignidad de nuestra gente, dentro y fuera del país", dijo Saladín.

El próximo homenaje de semejante envergadura que recibiría Martínez podría ocurrir en el verano del 2015, cuando calificaría para ser elevado a la categoría de inmortal del béisbol. La fecha podría variar si Martínez regresa al terreno de juego, algo que ha comenzado a descartar, aunque no por completo.

"Muy poquito abierta", dijo Martínez sobre las posibilidades de que intente un regreso al béisbol. "La balanza está más inclinada al otro lado, el retiro. Ahora mismo no visualizo un regreso".

Martínez posee marca vitalicia de 219-100, efectividad de 2.93 y 3.154 ponches en 18 temporadas con Dodgers de Los Ángeles, Montreal, Boston, Mets de Nueva York y Filadelfia. Decidió quedarse en su casa después de tener 5-1 con efectividad de 3.63 y ayudar a Filadelfia en la Serie Mundial de 2009.

Aunque no ha lanzado en un partido desde noviembre de 2009, Martínez no ha anunciado oficialmente su retiro.

"En realidad tenía inseguridad sobre este año. [Mi retiro] es algo que entiendo que hay que darle la importancia al nivel de lo que fue mi carrera de Grandes Ligas. El anuncio de mi retiro debe dársele la importancia que se merece. Hay que planearlo y hacerlo con mucho cuidado, asegurarse de que todas las personas que han tenido que ver con mi carrera estén allí", dijo ante las cámaras de ESPNdeportes.com.

Salvo un giro extraordinario de las cosas, la próxima asignación especial de Martínez será leer su discurso de aceptación en Cooperstown, algo que comenzó a practicar el viernes en Washington.




jueves, 24 de marzo de 2011

LIZ TAYLOR...SE VA UNA ESTRELLA...!!!

  • Hollywood pierde una estrella

La partida de la actriz, en voz de personalidades de diversos ámbitos, significa la muerte de un ícono del cine

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS (24/MAR/2011).- Elizabeth Taylor, la actriz, famosa por su belleza, sus ojos violeta y por los múltiples matrimonios que contrajo, entre otros detalles de su vida, había ingresado en un hospital de Los Ángeles, California, desde hace un par de meses al parecer por una insuficiencia cardiaca, y fue ayer cuando su luz se apagó a los 79 años de edad, según informó su agente publicitario a las cadenas de televisión de Estados Unidos.

Se dice que era la estrella más luminosa de Hollywood, a pesar de que se encontraba retirada desde que en 1997 fuera operada de un tumor en el cerebro y, posteriormente, en 2006, negó en televisión padecer alzheimer, pese al deterioro evidente de su salud.

Desde el retiro, la artista puso énfasis en las tareas humanitarias, particularmente a raíz de la muerte por Sida de su amigo Rock Hudson, otra leyenda de Hollywood, y uno de los últimos actos públicos que se le recuerda fue el cierre de la ceremonia de los Globos de Oro en 2001.

Elizabeth Taylor –que ganó dos veces el premio Oscar a Mejor actriz por Una mujer marcada (1960) y ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966) – contribuyó de forma “inestimable” a la industria del cine, expresó Chris Dodd, presidente de la MPAA, la asociación que reúne a los estudios de Hollywood.
La diva demostró, en su larga carrera de más de 50 películas, que “su talento superó la prueba del tiempo y trascendió generaciones de espectadores”, dijo Dodd y agregó que: “era realmente un ícono estadounidense”.

Ninguna otra actriz –además de Marilyn Monroe– marcó tanto la historia del cine como Liz Taylor, quien fue la primera que pudo exigir el pago de un millón de dólares, como hizo con el memorable “fracaso” de Joseph L. Mankiewics, Cleopatra (1963).




Consagrados
Protagonistas de una época


Además de Elizabeth Taylor, en los últimos meses se ha visto la desaparición de otras leyendas de Hollywood, como Tony Curtis, célebre entre otros por su papel en Una Eva y dos Adanes, del director de La pantera rosa (1963) Blake Edwards. También murió recientemente la incandescente Jane Russell, quien hizo la contraparte de Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias (1953).

Y el número de artistas que aún pueden dar testimonio de la era dorada en la cual los estudios producían una obra maestra tras otra se reduce hoy en día a unos cuantos.

Kirk Douglas hoy es decano de esa época. El inolvidable actor de Cautivos del mal (1952), Río de sangre (1952) y Spartacus (1960) hizo una sorpresiva aparición en la reciente ceremonia de los Oscar, en febrero, en la que divirtió al público con una seguidilla de chistes a sus 94 años.

Las mujeres de su generación y la siguiente, que trabajaron en Hollywood en los años cuarenta, cincuenta y sesenta, son apenas más numerosas. La decana es Olivia de Havilland, de 94 años, conocida sobre todo por su papel de Melanie en Lo que el viento se llevó (1939) y su protagónico en Robin de los bosques (1938). Vive actualmente en París. La también legendaria Lauren Bacall (86 años) recibió en noviembre de 2009 un Oscar honorífico –el único de su carrera– en una ceremonia en la que hizo caso omiso de su edad con mucho humor.

La británica Julie Andrews, de 75 años, cuenta aún sus anécdotas de los rodajes de Mary Poppins (1964) y de Sonrisas y lágrimas (1965). Además, el año pasado prestó su voz en varios filmes animados.

La generación dorada también tiene aún los testimonios de Eva Marie-Saint, de 86 años –la inolvidable Eve Kendall de Con la muerte en los talones (1959) –, Doris Day de 88 años, Debbie Reynolds de 78 años –y a quien Liz Taylor le “robó” el marido, Eddie Fisher– y Leslie Caron, de 79.

Labor altruista
Pionera en la lucha contra el sida


La actriz Elizabeth Taylor no sólo destacó por sus cualidades histriónicas, sino por el gran corazón que poseía, mismo que la llevó a ser una de las estrellas que mayor cantidad de labores humanitarias realizaba, en especial en la lucha contra el sida.

Taylor deja un gran legado en materia de apoyo a la investigación de dicha enfermedad, y en la tarea de prolongar la vida de millones de personas que la padecen.

La diva de Hollywood defendió a los portadores del virus desde 1985, cuando falleció su compañero de reparto Rock Hudson a consecuencia del sida, hecho que la marcó de sobremanera.

La actriz impulsó la creación de la American Foundation for AIDS Research (amfAR), una de las organizaciones no gubernamentales más prestigiosas en la investigación del padecimiento que marcó las dos últimas décadas del siglo XX.

En 1991 Taylor fundó su propia entidad llamada The Elizabeth Taylor Aids Foundation y el año siguiente la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas le dio el premio humanitario Jean Hersholt por su contribución a la causa.

''Era una mujer muy bella, inteligente y con ese algo más. Una diva memorable, de las que no existen más'', Franco Zeffirelli, cineasta.

''Muy triste por enterarme de lo de mi bella amiga Elizabeth Taylor. Era un gran ser humano'', Michael Caine, actor.

''Es la pérdida de un gigante de Hollywood. Más importante, hemos perdido a un ser humano increíble'', Elton John, músico.

OCHO (8) MATRIMONIOS, SESENTICUATRO (64) PELICULAS, SEIS (6) OSCAR Y DECENAS DE PREMIOS MÁS...

ADIOS GRANDOTA...!!!