domingo, 29 de mayo de 2011

LA SEGUNDA CIUDAD ESTA DE FIESTA...

Explosión de júbilo en Barcelona

BARCELONA -- Barcelona ha celebrado con una explosión de júbilo la victoria del equipo de Pep Guardiola en la final de la Liga de Campeones (3-1), con sus epicentros en los lugares de la ciudad donde se habían instalado pantallas gigantes para seguir el partido disputado en Wembley.

Barcelona
Getty ImagesLa afición se juntó en el Arco de Triunfo barcelonés

Como si se tratara de una premonición de lo que iba a suceder, el principal núcleo de concentración para ver el encuentro fue a los pies del Arco de Triunfo barcelonés, donde se colocó una pantalla gigante desde la que más de 35.000 personas festejaron los goles del Barça.

Este monumento a la victoria, situado en el Passeig de Sant Joan, a pocos metros del Parque de la Ciutadella, ha congregado a aficionados de todas las edades, sobre todo a jóvenes y adolescentes que tiñeron de azulgrana la avenida.

Una colorida imagen que contrastaba con las calles desiertas del resto de la ciudad.

Las elásticas con los colores azulgrana fueron mayoritarias a lo largo del paseo, aunque el naranja también tuvo una presencia destacada, un color más que significativo en la mística del club.

Y es que fue ese el color de la camiseta que vistió el equipo de Johan Cruyff cuando alzó hace dos décadas la primera Champions en la historia del Barcelona, precisamente en el mismo escenario que esta final, el estadio de Wembley.

Un gentío que ha vivido un momento álgido con el gol de Pedro en la primera parte, pese a que el empate de Wayne Rooney, minutos más tarde, ha parecido enfriar los ánimos.

Luego, los tantos de Messi y Villa desataron la locura y los decibelios entre los culés que habían acudido al Arco de Triunfo, una ubicación poco habitual, ya que en los últimos años el Ayuntamiento barcelonés había fijado el punto de encuentro de la afición en la plaza de Catalunya.

Este año se decidió cambiar la ubicación de la gran pantalla, y no colocarla en la céntrica plaza, cercana al lugar tradicional de celebración azulgrana, la fuente de Canaletes, debido a la acampada de "indignados" que desde hace una semana ocupa el lugar.

Menos suerte tuvieron los que habían decidido seguir la final desde el Miniestadi del FC Barcelona.

Cuando faltaba menos de una hora para el inicio del encuentro, el club optó suspender la transmisión al no poder garantizar la estabilidad de la pantalla instalada en el campo donde habitualmente juega el filial del Barcelona.

Dicho contratiempo obligó a los cerca de cinco mil seguidores que habían adquirido localidades para seguir el partido a buscar otro lugar a toda prisa.

Otra de las zonas en las que se había ubicado una pantalla para emitir la final fue el festival de música Primavera Sound, en el Fórum de Diagonal Mar, donde se congregaron esta noche unas 8.000 personas.

La celebración ha invadido también las calles de diversos barrios de la capital catalana donde se escuchan sin cesar las bocinas de los automóviles en medio del ruido de petardos y de la alegría general.

LA FIESTA EN CANALETAS
Riadas de aficionados del Barça acuden a la fuente de Canaletes para festejar la victoria de su equipo en la Liga de Campeones, en el escenario tradicional de las celebraciones culés, cerca de la plaza de Catalunya donde permanece la acampada de "indignados".

Cientos de jóvenes, pero también personas de todas las edades, han empezado a llegar, entre manifestaciones de júbilo, petardos y cánticos, al emblemático lugar de encuentro de la afición azulgrana en un ambiente festivo y sin, por ahora, incidencias, según ha podido comprobar Efe.

En la cercana plaza de Catalunya siguen acampados los miembros del movimiento reivindicativo 15-M que decidieron, al final de la tarde del sábado, en asamblea, pasar otra noche en el lugar, pese a los riesgos que puede generar la enorme concentración de personas y eventuales disturbios que suelen ensombrecer esas celebraciones.

Al menos un millar de "indignados" se encuentran en la plaza, junto con simpatizantes que han acudido a expresarles su apoyo después de la operación policial del viernes para desmantelar su campamento con el objetivo, según las autoridades, de garantizar la salubridad y retirar materiales potencialmente peligrosos.

Los miembros del movimiento reivindicativo, que volvieron a instalarse tras la actuación policial y recibieron el apoyo de miles de ciudadanos entre ayer y hoy, procedían esta noche a organizarse, tras pedir que se sacara de la plaza todo lo que pudiera representar un peligro, como objetos inflamables.

Poco después de la medianoche, los acampados han afirmado, mediante mensajes en las redes sociales, que todo estaba tranquilo en el centro de la plaza y que los aficionados del Barça estaban en los alrededores "respetando" su campamento.

"21.000 aficionados celebran la victoria y todavía ningún incidente. Deseamos que todo siga así. Gracias por este respeto", señalan en un mensaje en Twitter.

Un importante dispositivo de los Mossos d'Esquadra se ha desplegado en las cercanías y ha cerrado al tráfico la calle Pelayo, una de las principales vías con salida a la plaza de Catalunya.

Y EL DOMINGO, A LA RÚA...
El Barcelona celebrará este domingo la consecución de su cuarta Copa de Europa con la tradicional rúa por las calles de la capital catalana que, en esta ocasión, empezará a las 17.30 (hora local) en el Puerto de Barcelona y acabará, cuatro horas y media después, en el Camp Nou.

La caravana azulgrana partirá del World Trade Center y atravesará el paseo Colón, Via Laietana, Pau Claris, Gran Via, Paseo de Gracia, calle Aragón, avenida Roma, calle Comte d'Urgell, avenida Sarrià y travessera de les Corts antes de acabar en el estadio.

Los accesos al Camp Nou se abrirán a las 18.00 horas, momento en el que empezarán una serie de actividades y actuaciones musicales en la explanada del estadio hasta media hora antes de que empiecen los parlamentos.

Sobre las 21.00 horas, la plantilla aparecerá sobre el césped del estadio para dirigirse a la afición. Los festejos concluirán una hora después con la tradicional vuelta de honor de los campeones y un piromusical.

Gerard Piqué, por otra parte, anunció en su twitter que después de la celebración, la plantilla continuará la fiesta en un concierto que ofrecerá el mismo domingo la cantante colombiana Shakira, su novia, en Barcelona.

89 HERIDOS POR INCIDENTES
Un total de 89 personas han resultado heridas, 74 leves y otras 15 en estado más grave que han necesitado ser hospitalizadas, en los incidentes de esta noche durante la celebración de la victoria del FC Barcelona en la Liga de Campeones.

Fuentes del Sistema catalán de Emergencias Médicas (SEM) confirmaron que de los 89 heridos, 74 fueron atendidos por este servicio médico y dados de alta en el lugar mismo de los hechos, entre ellos 15 Mossos d'Esquadra y dos guardias urbanos.

Otras 15 personas, entre ellas otro policía, fueron trasladadas a hospitales, diez de ellas en estado grave.

Los disturbios de esta noche, en la celebración de la victoria del FC Barcelona ante el Manchester United en Londres, comenzaron cuando un grupo de jóvenes empezó a lanzar botellas y otros objetos contra un cordón del importante dispositivo policial desplegado en los alrededores de la fuente de Canaletas, escenario tradicional de celebración azulgrana.

Veinte personas resultaron detenidas.

Los incidentes, con cargas de la policía, se prolongaron durante al menos dos horas, primero concentrados en una zona de la calle Pelayo, vecina de Canaletas, y luego más generales en todo el área, con estampidas hacia el norte de la plaza Catalunya que evitaron, no obstante, a los 2.000 "indignados" que seguían allí con su acampada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario