jueves, 24 de marzo de 2011

LIZ TAYLOR...SE VA UNA ESTRELLA...!!!

  • Hollywood pierde una estrella

La partida de la actriz, en voz de personalidades de diversos ámbitos, significa la muerte de un ícono del cine

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS (24/MAR/2011).- Elizabeth Taylor, la actriz, famosa por su belleza, sus ojos violeta y por los múltiples matrimonios que contrajo, entre otros detalles de su vida, había ingresado en un hospital de Los Ángeles, California, desde hace un par de meses al parecer por una insuficiencia cardiaca, y fue ayer cuando su luz se apagó a los 79 años de edad, según informó su agente publicitario a las cadenas de televisión de Estados Unidos.

Se dice que era la estrella más luminosa de Hollywood, a pesar de que se encontraba retirada desde que en 1997 fuera operada de un tumor en el cerebro y, posteriormente, en 2006, negó en televisión padecer alzheimer, pese al deterioro evidente de su salud.

Desde el retiro, la artista puso énfasis en las tareas humanitarias, particularmente a raíz de la muerte por Sida de su amigo Rock Hudson, otra leyenda de Hollywood, y uno de los últimos actos públicos que se le recuerda fue el cierre de la ceremonia de los Globos de Oro en 2001.

Elizabeth Taylor –que ganó dos veces el premio Oscar a Mejor actriz por Una mujer marcada (1960) y ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966) – contribuyó de forma “inestimable” a la industria del cine, expresó Chris Dodd, presidente de la MPAA, la asociación que reúne a los estudios de Hollywood.
La diva demostró, en su larga carrera de más de 50 películas, que “su talento superó la prueba del tiempo y trascendió generaciones de espectadores”, dijo Dodd y agregó que: “era realmente un ícono estadounidense”.

Ninguna otra actriz –además de Marilyn Monroe– marcó tanto la historia del cine como Liz Taylor, quien fue la primera que pudo exigir el pago de un millón de dólares, como hizo con el memorable “fracaso” de Joseph L. Mankiewics, Cleopatra (1963).




Consagrados
Protagonistas de una época


Además de Elizabeth Taylor, en los últimos meses se ha visto la desaparición de otras leyendas de Hollywood, como Tony Curtis, célebre entre otros por su papel en Una Eva y dos Adanes, del director de La pantera rosa (1963) Blake Edwards. También murió recientemente la incandescente Jane Russell, quien hizo la contraparte de Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias (1953).

Y el número de artistas que aún pueden dar testimonio de la era dorada en la cual los estudios producían una obra maestra tras otra se reduce hoy en día a unos cuantos.

Kirk Douglas hoy es decano de esa época. El inolvidable actor de Cautivos del mal (1952), Río de sangre (1952) y Spartacus (1960) hizo una sorpresiva aparición en la reciente ceremonia de los Oscar, en febrero, en la que divirtió al público con una seguidilla de chistes a sus 94 años.

Las mujeres de su generación y la siguiente, que trabajaron en Hollywood en los años cuarenta, cincuenta y sesenta, son apenas más numerosas. La decana es Olivia de Havilland, de 94 años, conocida sobre todo por su papel de Melanie en Lo que el viento se llevó (1939) y su protagónico en Robin de los bosques (1938). Vive actualmente en París. La también legendaria Lauren Bacall (86 años) recibió en noviembre de 2009 un Oscar honorífico –el único de su carrera– en una ceremonia en la que hizo caso omiso de su edad con mucho humor.

La británica Julie Andrews, de 75 años, cuenta aún sus anécdotas de los rodajes de Mary Poppins (1964) y de Sonrisas y lágrimas (1965). Además, el año pasado prestó su voz en varios filmes animados.

La generación dorada también tiene aún los testimonios de Eva Marie-Saint, de 86 años –la inolvidable Eve Kendall de Con la muerte en los talones (1959) –, Doris Day de 88 años, Debbie Reynolds de 78 años –y a quien Liz Taylor le “robó” el marido, Eddie Fisher– y Leslie Caron, de 79.

Labor altruista
Pionera en la lucha contra el sida


La actriz Elizabeth Taylor no sólo destacó por sus cualidades histriónicas, sino por el gran corazón que poseía, mismo que la llevó a ser una de las estrellas que mayor cantidad de labores humanitarias realizaba, en especial en la lucha contra el sida.

Taylor deja un gran legado en materia de apoyo a la investigación de dicha enfermedad, y en la tarea de prolongar la vida de millones de personas que la padecen.

La diva de Hollywood defendió a los portadores del virus desde 1985, cuando falleció su compañero de reparto Rock Hudson a consecuencia del sida, hecho que la marcó de sobremanera.

La actriz impulsó la creación de la American Foundation for AIDS Research (amfAR), una de las organizaciones no gubernamentales más prestigiosas en la investigación del padecimiento que marcó las dos últimas décadas del siglo XX.

En 1991 Taylor fundó su propia entidad llamada The Elizabeth Taylor Aids Foundation y el año siguiente la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas le dio el premio humanitario Jean Hersholt por su contribución a la causa.

''Era una mujer muy bella, inteligente y con ese algo más. Una diva memorable, de las que no existen más'', Franco Zeffirelli, cineasta.

''Muy triste por enterarme de lo de mi bella amiga Elizabeth Taylor. Era un gran ser humano'', Michael Caine, actor.

''Es la pérdida de un gigante de Hollywood. Más importante, hemos perdido a un ser humano increíble'', Elton John, músico.

OCHO (8) MATRIMONIOS, SESENTICUATRO (64) PELICULAS, SEIS (6) OSCAR Y DECENAS DE PREMIOS MÁS...

ADIOS GRANDOTA...!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario