martes, 3 de mayo de 2011

ESTEROIDES...GRAN PELIGRO...

POR CONSIDERARLO DE MUCHO INTERES, REPRODUCIMOS EL SIGUIENTE TRABAJO DE NUESTRO COLEGA NEFTALI RUIZ DEL CARIBE...

Esteroides se venden sin control
POR NEFTALÍ RUIZ
3 DE MAY 2011 12:00 AM
AddThis Social Bookmark Button

Una medalla dorada y un contrato de 10 cifras no son los únicos motivos para usar esteroides. Muchos jóvenes arriesgan su salud a cambio de moldear cuerpos fuertes y atractivos, aprovechando la falta de una política de control sobre esas sustancias.

La venta de sustancias para mejorar el rendimiento atlético es una industria de alcance mundial. En el país, los gimnasios comercializan desde la inofensiva soya, cuyo precio regular es 150 pesos, hasta los grandes frascos de “proteínas”, que oscilan entre los 3,000 y 5,000 pesos. En los sectores de Villa Juana, Villa Consuelo y Villas Agrícolas, reporteros de El Caribe observaron estanterías repletas de todo tipo de complementos alimenticios y otras “ayudas” para darle a los hierros.

Un frasco con el nombre comercial “Quick Mass” ofrece masa más rápida y activación calórica. Al menos en los envases, toda la información está escrita en inglés, sin la traducción al español que exige el Ministerio de Salud Pública.

“Carnivor” es otro producto que se puede encontrar en los gimnasios y estaría compuesto por proteína de carne. “350 por ciento más concentrado que la carne”, puede leerse en el envase. “Natural Sterol” se vende como una creatina, pero ofrece resultados de crecimiento de masa muscular que son propios de otras sustancias, a un costo de 1,050 pesos. “Yo te lo dejo en mil porque tú eres de los que apoya el deporte”, dijo a este redactor el dependiente de un gimnasio de la avenida Marcos Ruiz.

Otras mezclas son más exclusivas y hasta se habla de mercado negro, pero ya este es un asunto de atletas de alto rendimiento. En Internet se encuentran ofertas para comprar esteroides en distintas monedas.

La economía de los barrios lleva a los jóvenes a improvisar con sustancias veterinarias como el decogán, un producto que se inyecta a los bueyes para que puedan cumplir con el duro trabajo en la tierra.

Los gimnasios de todo el país son visitados por jóvenes que desean mejorar su aspecto mediante el aumento de su masa muscular. Levantar pesos olímpicos es el día a día de estos atletas improvisados. Y para que el cansancio no llegue nunca, ahí están los laboratorios que, en muchos casos, son los propios gimnasios.

También abundan tiendas que venden todas las variedades de “suplementos alimenticios” imaginables cuyos componentes son desconocidos por los consumidores. Las sustancias más utilizadas por los “chicos fuertes” no son las más dañinas, pero abundan los casos de uso de esteroides y ligas de productos fabricados y vendidos sin los controles que amerita el cuidado de la salud humana.

Creatina, proteínas y estimulantes son elementos comunes de los llamados suplementos alimenticios, pero existen productos que llegan al borde de la competencia desleal, al incluir elementos capaces de impulsar cambios drásticos en la anatomía de sus consumidores, aunque el precio a pagar por un rápido crecimiento de los músculos sea una enfermedad mortal.

El ministro de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez, admite que el mal uso de sustancias anabólicas han producido problemas cardíacos y lesiones hepáticas. “Se han reportado ese tipo de eventos y por ello se exige que todos los productos cuenten con registros sanitarios y que tengan explicaciones en español de sus componentes y consecuencias”, apuntó.

También menores buscan físico ideal

En un gimnasio de Villa Juana, un joven que aparentaba 15 años, pero confesó 17, levantó una barra de 15 kilogramos con dos discos de 35 kilos cada una. Estos 85 kilos suman 177 libras. Estos esfuerzos provocan que estos amantes del fisiculturismo recurran a los complementos alimenticios, cuyos ingredientes a veces ignoran.

El especialista en medicina deportiva Milton Pinedo se quejó de que este tipo de producto sea vendido sin la necesidad de prescripción médica. “Es necesario que haya un médico responsable a la hora de permitir un consumo de este tipo. Debemos recordar que la ley de salud prohíbe la venta de ciertas sustancias sin prescripción”, dijo Pinedo, quien es el presidente de la Federación Dominicana de Medicina Deportiva.

El propio Rojas Gómez dijo que las hormonas y los esteroides deben ser vendidos con prescripción y “vigilancia médica” y agregó “que es necesario que los usuarios sepan eso”. Un problema a atender son los componentes secundarios que utilizan algunas casas extranjeras para que sus productos ganen fama de que pueden aumentar la masa muscular en el corto plazo.

Casi todos los productos se promueven como proteínas, pero muchos contienen sustancias capaces de trabajar más rápido.

Pinedo recalcó que las restricciones para la venta de las sustancias que aumentan la masa muscular deben fortalecerse. “En la competencia por ganar la fama de que producen rápidos resultados, hay marcas que incluyen componentes dañinos y su venta no está siendo supervisada”, puntualizó. Pinedo aclaró que el “gimnasio está bien como búsqueda de salud, pero lo mejor es realizar ejercicios controlados”.

Vigorexia: enfermedad de moda

La escena se repite en cualquier gimnasio del país sin importar el blanco de público al que se dirija el centro. El hombre se mira al espejo al llegar y luego del primer calentamiento vuelve a mirarse y mueve la cabeza en aprobación del cambio que ya imagina en su físico. “Esto obsesiona, comienzan por hobbie pero luego entran en la competencia para ver quien levanta más peso.

Duran dos y tres horas cambiando de una barra a una máquina y viceversa”, relata Ramón Hermón, quien atiende un gimnasio en Villa Carmen. Muchos llegan a sufrir de vigorexia, un trastorno caracterizado por la presencia de una preocupación obsesiva por el físico. “Son capaces de usar cualquier cosa. Se habla de aceite de oso, aceite de foca y hasta aceite eléctrico, aunque eso no se ha demostrado”, se alarmó Pinedo.

Opiniones de los expertos

Bautista R. Gómez
Ministro Salud Pública

“Muchos de estos estimulantes no son esteroides, pero deben ser usados con prudencia. La vigilancia médica es importante y deben estar dirigidos a un defecto como un músculo atrofiado u otra lesión y no con el motivo exclusivo de aumentar masa muscular porque pueden tener consecuencias negativas’.

Milton Pinedo
Experto Medicina Deportiva

“Es necesario controlar y educar. En esto hay riesgo de muerte súbita y lesiones permanentes y para prevenir es necesario orientar a los adolescentes. Estamos hablando del uso de sustancias en los gimnasios pero también está el problema de los prospectos criollos del béisbol”.

Ergan montilla
Fisioterapeuta

“Ponerse en forma no es cosa de dos días y para ello se debe estar dispuesto a realizar un trabajo progresivo. Los muchachos de los gimnasios deben visitar a especialistas para que reciban las indicaciones de lo que pueden usar y sepan el daño que hace cada sustancia. Así cuidarán su salud”.

Tipos de sustancias más populares

1|| Esteroides anabólicos
En este grupo se encuentran las sustancias conocidas por su uso en deportes profesionales. Son derivados de la testoterona, la hormona sexual masculina. Sus efectos secundarios incluyen infartos fulminantes. Atanozolol, primobolán y boldenona son los más conocidos.

2|| Hormonas petídicas
Estas son secretadas por el torrente circulatorio. La hormona de crecimiento humano, se utiliza para reparar tejidos. Acelera la recuperación de lesiones. Disminuye el apetito sexual, contrario a la gonadotrofina coriónica, que también pertenece a este grupo.

3|| Creatina
Esta es una de las más utilizadas en los gimnasios ya que es efectiva en actividades que requieren el empleo de fuerza. Se encuentra en alimentos como carnes y pescado, pero para su comercialización puede estar ligada con esteroides. Produce daños renales.

4|| Aminoácidos
Su principal función es acelerar el crecimiento. Los atletas adultos los consumen para la recuperación de energía, producción de hormonas y buen funcionamiento del sistema nervioso. Es uno de los suplementos con más demanda en el mercado actual. Su uso moderado no es peligroso.

5|| Proteínas
Las proteínas desempeñan un papel fundamental para la vida ya que son las biomoléculas más versátiles y más diversas. Muchos suplementos son comercializados como proteínas, pero el consumidor debe cuidarse del uso de otras sustancias en la elaboración de esos productos. Su uso en exceso puede provocar hasta un tumor cerebral.

6|| Glucocorticoesteroides
Son hormonas esteroideas producidas naturalmente o compuestos sintéticos que inhiben el proceso de inflamación. El uso erróneo de glucocorticoesteroides en el deporte se da por sus efectos relajantes sobre las vías respiratorias y su función analgésica. Las vías respiratorias abiertas y la disminución del umbral del dolor permiten a los atletas entrenar más.

7|| Estimulantes
Son drogas que estimulan o intensifican la actividad cerebral. Son sustancias que aumentan el estado de vigilia, combaten el sueño y producen una sensación de energía incrementada. Son peligrosas porque suben la presión arterial y aumentan la velocidad del corazón y de la respiración, abriendo las puertas a infartos y problemas de presión.

8|| Productos veterinarios
En el 2000, el Washington Post se hizo eco de algunas muertes en la región Este del país por el uso de la sustancias llamada Caballín. Ese esteroides para caballos se le inyectaba a propectos antes de presentarse en los tryouts. Hoy se habla del uso de decogán (para bueyes) y aceite de hígado, sin que se precise de qué proceden esas sustancias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario