lunes, 11 de abril de 2011

MANNY RAMIREZ....CAIDA DE UNA TORRE...???

ST. PETERSBURG, Florida -- Los Rays de Tampa Bay decidieron darle el día libre al bateador designado Manny Ramírez tras un mal arranque de temporada.

Ramírez, quien comenzó la campaña con sólo un hits sus primeros 16 turnos, no apareció en la alineación titular del juego del miércoles contra los Angelinos de Los Ángeles.

Ramírez
Ramírez
"Hablamos un poco y luego decidimos que no jugará hoy", comentó el manager de los Rays, Joe Maddon. "Sé que apenas arranca la temporada, pero, aún así, creo que él está poniéndose demasiada presión. Creo que está tratando de hacer demasiado".

Maddon dijo que Ramírez tampoco jugará el jueves contra los Medias Blancas de Chicago por un asunto personal.

Ramírez se fue de 4-0, con tres ponches, en la derrota del martes por 5-3 ante los Angelinos.

"Creo que a veces nos olvidamos _y digo esto de una forma que espero que la gente entienda_ que a veces no es fácil ser él", señaló el dirigente. "Hay muchas cosas que rodean a este tipo. Será un miembro del Salón de la Fama. Está en la recta final de su carrera. Así que puede atravesar diferentes situaciones mentales".

"He compartido con jugadores así en el pasado, y creo que en algunos momentos hay que ser más comprensivo con esas personas. Estoy seguro de que va a ser muy productivo en el futuro cercano".

Ramírez indicó que no le molesta que los fanáticos lo haya abucheado después de sus dos últimos turnos el martes.

"Está bien", comentó el toletero dominicano. "No es la primera vez (que me poncho tres veces). Apenas empiezo a acomodarme. Me siento bien, no estoy enojado".

Sus compañeros, incluyendo el as David Price, creen que los abucheos fueron injustificados.

"Supongo que esperaban resultados inmediatos", señaló el pitcher. "Todos aquí confiamos en Manny. Va a mejorar".

Ramírez mantiene el buen humor a pesar de sus problemas, y aseguró que no intenta impresionar a nadie.

"Tengo casi 600 jonrones", apuntó sonriente.



Ramírez
Ramírez
CHICAGO -- Manny Ramírez se ausentó el jueves de los Rays de Tampa Baypara atender un asunto familiar, informó el manager Joe Maddon.

El toletero dominicano atraviesa un pésimo inicio de temporada y tiene apenas un hit y una remolcada en 17 turnos al bate.

Ramírez recibió el día libre el miércoles y los Rays perdieron por 5-1 ante los Angelinos de Los Angeles, para permanecer como uno de los tres equipos en las mayores que no han ganado un solo partido.

El bateador designado firmó un contrato por un año y dos millones de dólares con los Rays en enero. En 2010 disputó apenas 90 partidos con los Dodgers de Los Angeles y Medias Blancas de Chicago, y bateó .298 con nueve cuadrangulares y 42 impulsadas.

Maddon señaló que el equipo sabía de la situación familiar y que espera que Ramírez esté de vuelta el jueves por la noche, y disponible para el encuentro del viernes.


El dominicano Manny Ramírez se retira del béisbol, según se indicó el viernes en un comunicado de Grandes Ligas.

"Grandes Ligas le notificó a Manny Ramírez recientemente sobre un asunto bajo el Programa Conjunto de Prevención de Drogas y Tratamiento", dice el comunicado. "En lugar de seguir con el proceso bajo el Programa, Ramírez le informó a Grandes Ligas que se retirará como jugador activo. Si Ramírez buscara una restauración en el futuro, el proceso bajo el Programa de Drogas será completado. Grandes Ligas no hará más comentarios al respecto".

El jueves Ramírez fue retirado de la alineación de los Rays de Tampa Bay por un alegado asunto familiar.

El comunicado no dice si Ramírez arrojó positivo a alguna sustancia prohibida. En 2009 cumplió con una suspensión de 50 partidos por arrojar positivo en un control antidopaje mientras jugaba con los Dodgers de Los Ángeles. De haber dado positivo una segunda vez, Ramírez enfrentaba una suspensión de 100 partidos.

"Los Rays de Tampa Bay recibieron hoy la notificación de la oficina del comisionado que Manny Ramírez decidió retirarse después que le informaron un asunto sobre el programa antidrogas", señalaron los Rays en un comunicado. "Obviamente estamos sorprendidos y desilusionados por esta noticia. No comentaremos más sobre ese tema, y la organización y nuestros fanáticos pasaremos la página".

El designado y jardinero, de 38 años, abandonó el equipo esta semana para atender un asunto familiar, según los Rays. El manager Joe Maddon dijo el jueves que esperaba que el toletero estuviese disponible para el partido del viernes contra los Medias Blancas de Chicago.

El dominicano firmó esta temporada con los Rays por un año y dos millones de dólares, y su desempeño fue pésimo en los primeros partidos de la campaña.

Ramírez estaba en su 19na campaña en las mayores y se retira con promedio de .312, 555 jonrones y 1.831 remolcadas.por Dionisio Soldevila

Manny RamírezJim Rogash/Getty ImagesManny Ramírez se llevó dos Series Mundiales con los Medias Rojas de Boston
SANTO DOMINGO -- Las Grandes Ligas anunciaron este viernes que el jardinero dominicanoManny Ramírez se retiraba del béisbol luego de 19 años de una carrera con números de inmortal de Cooperstown.

El inesperado anuncio asombra a medio mundo por una razón simple: Ramírez firmó un contrato de una temporada y $2 millones con los Rays de Tampa Bay y sólo han pasado seis encuentros de la joven campaña.

Ramírez acumula un promedio de por vida de .312, gracias a sus 2.574 hits en 8.244 turnos al bate, además de 555 cuadrangulares y 1.831 remolcadas en su paso por las mayores. Ramírez ha jugado para los Indios de Cleveland, Medias Rojas de Boston, Dodgers de Los Ángeles, Medias Blancas de Chicago y los Rays.

También tiene dos anillos de campeón en su poder, incluyendo el premio de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial en 2004, con los Medias Rojas, que llevó al conjunto a romper una sequía casi centenaria. También se vistió con la gloria nuevamente en el 2007 con los Medias Rojas.

Pero Ramírez tiene manchas muy profundas en su paso por las mayores, interrogantes que a la postre podrían mantenerlo alejado del nicho que alberga a los mejores jugadores de toda la historia.

En el 2008, Ramírez prácticamente obligó al conjunto de Boston a que lo cambiara a los Dodgers, librando una batalla mediática con la gerencia de Theo Epstein. Su llegada a Hollywood resultó digna de película, gracias a la movilización de la fanaticada californiana hacia el Dodger Stadium y a sus números asombrosos.

Sin embargo, luego de firmar un contrato de dos años con los Dodgers, Ramírez arrojó positivo a sustancias controladas y fue suspendido por 50 partidos tras violar la política antidopaje de las mayores.

Tras resultados decepcionantes en el 2010 (.298-9-42) con los Dodgers y Medias Blancas, el dominicano tuvo una oportunidad adicional con los Rays, que lo firmaron para que éste demostrara que podía jugar.

Pero la noticia de que en los entrenamientos de primavera volvió a arrojar positivo a dopaje y que ahora enfrentaría una suspensión de 100 partidos es un cubo de lodo que será muy difícil, para no decir imposible, de limpiar.

Ese no era el adiós que Manny le debió guardar a sus fanáticos. Este resultado final es una pena y una verdadera vergüenza.

Los Rays reclamaron el contrato de Casey Kotchman de su filial de Tiple A Durham para remplazar a Ramírez en el roster.

Ramírez debutó en 1993 con los Indios de Cleveland y también jugó con los Medias Rojas de Boston, Dodgers de Los Ángeles y los Medias Blancas.

Después de fichar con los Dodgers en 2008, su reputación se fue a pique.

El estrambótico pelotero -- famoso tanto por sus largos batazos como por sus despistes en defensa y su pelo con trenzas al estilo rasta -- tuvo un buen desempeño en su primera campaña con Los Ángeles y se ganó el corazón de los fanáticos.

Los Dodgers lo recompensaron con un contrato por dos años y 45 millones de dólares, pero en mayo de 2009 fue suspendido por arrojar positivo a una droga para la fertilidad femenina que usualmente es utilizada para esconder el uso de esteroides.

Según un reportaje del diario New York Times ese verano, Ramírez también arrojó positivo a sustancias para mejorar el rendimiento durante un control antidopaje anónimo realizado en 2003. El dominicano jugaba con los Medias Rojas en ese momento.

Manny RamírezKim Klement/US PresswireRamírez estaba en su 19na campaña y se retira con promedio de .312 y 555 jonrones
"Fue fenomenal, uno de los mejores bateadores derechos que he visto", comentó el toletero de los Rockies de Colorado, Jason Giambi, quien admitió haber utilizado esteroides en su carrera. "Él era increíble a la hora de batear. Sabía lo que quería batear y el lanzamiento que quería batear, y lo que le iban a lanzar. Era impresionante verlo en cada turno".

Ramírez tuvo sus mejores años con los Indios y Medias Rojas, equipo con el que ganó la Serie Mundial en 2004 y 2007.

En cuatro ocasiones estuvo entre los cinco primeros en la votación al jugador más valioso, en 2002 fue líder de bateo de la Liga Americana con promedio de .349, y en 2004 encabezó la liga con 43 cuadrangulares.

En sus peores momentos, Ramírez fue criticado por una actitud que muchos percibían como desinteresada, especialmente en los jardines. En más de una ocasión, managers y compañeros se quejaron de que Ramírez parecía no querer esforzarse en defensa o rehusaba correr detrás de la pelota.

Ahora queda la duda si merece entrar al Salón de la Fama.

"Tuvo una buena carrera. ¿Como para el Salón de la Fama? No lo sé, hay algunas cositas de por medio", comentó el manager puertorriqueño de los Marlins de Florida, Edwin Rodríguez. "Es uno de los mejores bateadores derechos de esta generación. Pueden incluir también a Alex Rodríguez, Edgar Martínez. Pero no hay mucho bateadores derechos como Manny".

El dirigente de los Vigilanets de Texas, Ron Washington, fue más severo al evaluar la carrera de Ramírez.

"Hasta hace un par de años, pensé que iba al Salón de la Fama", comentó Washington. "Creo que pocos tiene tantos hits importantes en su carrera como él. Hay pocos que tuvieron una influencia tan importante en partidos como él".

"Es una lástima ver cómo la grandeza simplemente desaparece".

Información de The Associated Press fue agregada a esta noticia

.


Vasectomía influyó en retiro de Manny

Por Enrique Rojas
ESPNdeportes.com

BOSTON -- Los medicamentos que consumió para mejorar el rendimiento sexual después de someterse a una vasectomía en noviembre pudieron tener un rol en el positivo a sustancias que condujo al sorpresivo retiro del béisbol de Manny Ramírez, dijo a ESPNdeportes.com una fuente relacionada al pelotero.

"Manny se sometió a una vasectomía para no tener más hijos. El procedimiento ocurrió en noviembre", dijo la fuente.

"El inconveniente fue que la operación afectó en parte su capacidad para tener relaciones sexuales adecuadas y entonces se sometió a un tratamiento con medicamentos que contienen sustancias que están prohibidas por el béisbol", agregó la fuente.

La oficina del comisionado de Grandes Ligas informó el viernes que Ramírez había decidido retirarse como pelotero activo antes que enfrentar un proceso de violación al programa de sustancias, pero no ofreció muchos detalles.

El comunicado no dice si Ramírez arrojó positivo a alguna sustancia prohibida. En 2009, Ramírez cumplió con una suspensión de 50 partidos por arrojar positivo en un control antidopaje mientras jugaba con los Dodgers de Los Ángeles.

"Escuché eso durante el juego y me dio un pequeño 'down'. Manny fue mi compañero, somos amigos, verlo irse así tan rápido me sorprendió", dijo David Ortiz después del juego del viernes entre Yankees y Medias Rojas.

"Hay que esperar, a mucha gente le gusta adelantarse a los acontecimientos", agregó Ortiz. "En realidad si Manny se puso a usar productos que le costó dar positivo, tiene que cargar con la responsabilidad… Trataré de comunicarme con él, porque tiene que estar pasando por un momento difícil".

Por su parte el lanzador dominicano Bartolo Colón también expresó sentimientos de tristeza por la situación de Ramírez.


Manny Ramírez se fue por la puerta de atrás

viernes, 8 de abril de 2011
08 ABR
18:30
PM ET
por Jorge Morejón

A pesar de su promedio de .312, sus 555 jonrones y sus 1.831, Manny Ramírez se va de las Grandes Ligas en silencio, después de 19 temporadas rodeado de polémicas.

El talento no fue un problema para Manny. Eso es algo que le sobró, más allá de la ayuda adicional que recibió al usar sustancias para mejorar su rendimiento.

En su caso, no se trata de especulaciones en torno a si las utilizó en la época en que aún no era prohibido por Grandes Ligas, aunque sí era éticamente cuestionable e ilegal.

Manny Ramírez
Kim Klement/US PresswireManny Ramírez apareció en cinco partidos con los Rays

El asunto es que dio positivo a un control antidopaje en el 2009, que le valió una suspensión por 50 juegos.

Y ahora vuelve a arrojar positivo en los entrenamientos de pretemporada, con lo que se hubiera ganado un castigo por 100 partidos, de no haber optado por decir adiós definitivamente.

Manny sigue siendo Manny. Polémico, incómodo y, además, un tramposo descarado que no le bastó su primera sanción, benévola por demás, por no decir ridícula, al término de la cual fue recibido por los Dodgers como si fuera un héroe que regresa de la guerra.

Desgraciadamente para él, sus hazañas con el madero, su aporte a que Boston rompiera un maleficio de 86 años y ganara dos Series Mundiales en el 2004 y el 2007, su título de Jugador Más Valioso en la primera de ellas, se diluirán en el olvido y la vergüenza, como ocurrió con Ben Johnson, aquel velocista canadiense que una vez ostentó el récord mundial de 100 metros planos.

Para el mundo, Johnson es simplemente un idiota fraudulento. Manny es otro igual.

Desde mi punto de vista, lo que demuestra su escasez de materia gris no es el haber ingerido las sustancias la primera vez, incluso si ya estaban prohibidas.

A fin de cuentas, hasta Manny Ramírez es un ser humano que siente las presiones de mantener un rendimiento atlético elevado que le permita obtener salarios inmensos y justificar cada dólar que le pagan.

Su estupidez o descaro sale a relucir en esta segunda ocasión, por su insistencia de engañar al mundo, a pesar de que evidentemente, sus facultades ya no son iguales sin esteroides.

Y de paso, el caso retoma el debate sobre la seriedad de este sistema de castigos establecido por las Grandes Ligas.

¿50 juegos por la primera vez?¿100 juegos a los reincidentes? ¡Por favor!

Si queremos que el béisbol regrese a los Juegos Olímpicos, una de las medidas más inteligentes sería igualar la política antidopaje a la que se aplica en el resto de los deportes: Dos años de castigo para la primera ofensa. Suspensión de por vida a los ofensores reincidentes.

Volviendo a Manny, al menos tuvo un momento de lucidez en este final, pues aceptar cumplir su nuevo castigo e intentar regresar en algún momento hubiera sido más ridículo que las trenzas de cantante jamaiquino de reggae y el pantalón con talla de payaso de circo que usaba.

¿Y Cooperstown? Bien, gracias. Nadie le negará jamás la entrada…como turista.


"Me acabo de enterar porque CC [Sabathia] lo estaba diciendo", dijo Colón. "Es lamentable. Manny es como un hermano para mí. No tengo comunicación con él ahora mismo, pero trataré de contactarlo".


8 de abril de 2011, 19:50 EDT

Ramírez, un enigma hasta último día

APManny Ramírez se retiró abruptamente.
NUEVA YORK -- Manny Ramírez siempre fue un enigma y se va del béisbol de Grandes Ligas como tal.

Su abrupto retiro es un retrato preciso de las contradicciones que marcaron la carrera del toletero dominicano.

Ramírez no tuvo que anunciar su retiro en forma pública, ya que las autoridades de Grandes Ligas se encargaron de divulgarlo el viernes mediante un escueto comunicado que no entraba en detalles específicos sobre las causas que precipitaron la decisión.

Ese comunicado habla de un "problema" relacionado con el programa de prevención y tratamiento de drogas de las mayores, sin decir si Ramírez dio positivo en un análisis detector de sustancias prohibidas. Sin embargo, una persona informada de la situación confirmó a The Associated Press que esto fue lo que pasó y que, a sus 38 años, el quisqueyano optó por despedirse para no afrontar una segunda suspensión por consumo de drogas.

Un nuevo castigo implicaba 100 juegos fuera para alguien que en 2009 purgó 50 partidos tras dar positivo por una droga de fertilidad femenina que se suele usar para ocultar el uso de esteroides.

Ramírez dice adiós con un controvertido legado. Es posiblemente el mejor bateador derecho de su generación o, al menos, uno de ellos.

Cualquiera diría que su trayectoria en cuanto a números lo debe depositar sin escalas en el Salón de la Fama, pero este reciente episodio nubla sus posibilidades.

Manuel Arístides Ramírez Onelcida nació en Santo Domingo, pero se crió en Nueva York.

Creció en Washington Heights, el barrio neoyorquino de mayor presencia de la comunidad dominicana. Su talento emergió en medio de la pobreza, jugando en torneos infantiles y juveniles.

Su primer equipo fueron los Indios de Cleveland, que lo seleccionaron 13ro en la primera ronda del draft. En 1993, dos años después, debutaba en las mayores.

A la primera oportunidad como agente libre, Ramírez firmó con los Medias Rojas de Bostonen 2001, con un fabuloso contrato de ocho años por 160 millones de dólares.

Ganó dos campeonatos de la Serie Mundial con los Medias Rojas, incluyendo el de 2004 que puso fin a una larga sequía de títulos de la franquicia, de 86 años. Fue el Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño.

En 2008, con su contrato cerca de caducar, Ramírez forzó a los Medias Rojas a transferirlo a los Dodgers de Los Angeles.

Pedro Martínez, su compatriota y ex compañero en Boston, solía decir que Ramírez era un bateador "fuera de este mundo".

"Es uno de los mejores bateadores derechos de esta generación. Pueden incluir también aAlex Rodríguez, Edgar Martínez. Pero no hay mucho bateadores derechos como Manny", comentó Edwin Rodríguez, el manager puertorriqueño de los Marlins de Florida tras enterarse del retiro.

Sí, sus números son fantásticos: 14to en la lista histórica de jonrones (555), 18vo en remolcadas (1.831) y noveno en slugging (.585).

Además, Ramírez deja muchas anécdotas que muestran su estrafalaria personalidad, como cuando se fue a orinar detrás del enorme muro del jardín izquierdo del estadio de Boston --el Monstruo Verde-- mientras se hacía un cambio de lanzador.

También se recordará al hombre tímido que mantenía a raya a la prensa al punto de dejar colgado un par de pantalones en su casillero del vestuario de los Medias Rojas para despistar a los periodistas que esperaban sacarle declaraciones tras un juego.

En busca de resucitar su carrera, después de un mediocre 2010, firmó un contrato de un año y 2 millones de dólares para ser el bateador designado de los Rays de Tampa Bay. Sólo jugó en cinco partidos, con un hit en 17 turnos.

"Hasta hace unos cuantos años, creía que estaba encaminado al Salón de la Fama. No creó que muchos tengan tantos hits importantes en sus carreras como él. Son pocos lo que han tenido semejante impacto en el béisbol como él", destacó Ron Washington, el manager de los Vigilantes de Texas. "Da rabia ver que esa grandeza tan súbitamente se disipe".


Ramírez confesó estar decepcionado

Manny Ramirez

Ramírez

BOSTON -- El manager de los Rays de Tampa Bay, Joe Maddon, dijo el lunes que el dominicano Manny Ramírez admitió que estaba "decepcionado consigo mismo" luego que se retiró del béisbol ante el riesgo de una suspensión de 100 partidos por consumir sustancias prohibidas.

"Estaba decepcionado consigo mismo, pero también fue muy atento con la organización", señaló Maddon, que dijo que conversó con el dominicano luego de su abrupto retiro la semana pasada.

"Sólo dijo que estaba decepcionado", agregó. "No se disculpó. Yo no esperaba necesariamente una disculpa... Me habló de la vida, de hombre a hombre, de persona a persona, de manager a jugador. Por eso no me pareció que me debiera una disculpa".

Maddon no mencionó la fecha de la conversación con Ramírez. El toletero dominicano se retiró el viernes después de dar positivo a una sustancia prohibida por el programa antidopaje de las mayores. Ya había cumplido una suspensión de 50 partidos por dopaje en 2009 y se enfrentaba a una sanción del doble de extensión.

Ante la consulta de si Ramírez le dijo por qué había vuelto a violar las reglas, Maddon respondió: "Tendrían que preguntarle a él".

"Tuvimos una buena pretemporada, muy buena pretemporada", agregó. "Yo esperaba trabajar con él".

Los Rays, campeones de la Liga Americana, jugaban el lunes en Boston ante los Medias Rojas. Llegaban con una foja de 1-8, la peor en las mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario