sábado, 20 de noviembre de 2010

AGUILAS CIBAEÑAS, PIERDEN VETERANO DIRECTIVO...

Fallece José Dumit, Presidente AD-VITAN Aguilas.

SANTIAGO.-Como un gesto de recordación, mostramos a nuestros lectores algunos momentos en gráfica del último cumpleanos de nuestro Presidente Ad-Vitam, José Dumit, quien falleció esta mañana en esta ciudad.

Dumit, además de dirigente de las Águilas, fue un próspero comerciante y más que todo un verdedero propulsor del deporte aficionado.

Su cadaver está expuesto en la Funeraria Blandino, de la Avenida 27 de Febrero, frente al Cementerio Municipal de la Calle 30 de marzo, no se ha determinado aún la hora, en que será sepultado.

Dumit falleció, tras quebrantos de salud que le apartaron incluso de Las Aguilas por primera vez en los ultimos 46 años.

JOSÉ DUMIT CUANDO FESTEJÓ EN LAS ÁGUILAS SUS 84 AÑOS.

JOSÉ DUMIT CUANDO FESTEJÓ EN LAS ÁGUILAS SUS 84 AÑOS.

Un gran sueño se hizo realidad, cuando José Dumit entró a formar parte de la directiva de las Águilas Cibaeñas, en el año 1964, ocupando el cargo de vocal. A partir de ahí, fue vicepresidente, secretario, tesorero y por decisión del actual Consejo Directivo que preside Winston Llenas, presidente Advitam del conjunto mamey.

El octogenario hombre de béisbol (el 08 de noviembre cumplió 84 años), está siguiendo el equipo de las Águilas Cibaeñas desde su nacimiento en 1937, lo cual lo avaló para hablar de jugadores como Martín Dhigo, Santo Amorós, Tiant Tineo, el padre , y Horacio Martínez, a quienes vio actuar con solo 10 años de edad, según sus propias narraciones.

Los triunfos de las Águilas Cibaeñas lo hacian estallar en júbilo. Las derrotas lo deprimian. Las coronas conquistadas fueron motivos de alegría. La pérdida de un título lo entristecía, era el clásico directivo fanático, peró con una dulce sonrisa que conquistaba a todos.

“He gozado mucho desde que ganamos el primer campeonato en 1952, pero también he sufrido mucho”, aseguraba Dumit, quien recibia las derrotas de las Águilas como una perdida personal.

Y es que, asegura llevar las Águilas en el corazón y como parte de su propia familia, llegando a pensar a veces que su sangre es amarilla como el color del equipo.

Así, entre risas y llantos, con grandes triunfos y dolorosas derrotas, con campañas inolvidables y otras para olvidar, transcurrieron los años de fanático y directivo de las Águilas Cibaeñas de José Dumit.

Quien baja hoy por la tarde a su ultima morada, ataviado con su gorra negra y amarillo y la AC eterna que abrecvia el nombre querido “Aguilas Cibaeñas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario