martes, 19 de octubre de 2010

NUEVOS "INMORTALES" EN EL DEPORTE DOMINICANO

Siete nuevos inmortales al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano

Nuestros siete nuevos inmortales del deporte nacional. Foto: Fuente externa-PD

SANTO DOMINGO.- El Salón de la Fama del Deporte Dominicano tiene a partir de hoy siete nuevos distinguidos miembros que inscribieron sus nombres con letras indelebles en sus pasos por la disciplina que les tocó representar. Ellos son Yudelka Guzmán, Rafael Luis López, José Rijo, Néstor Ramírez, Elizabeth Sánchez, José Vargas y Juan Vila.

Fue una fiesta al más alto nivel, repleta de emociones, narraciones de vivencias gloriosas y palabras de agradecimiento de atletas que a partir de este momento dejan sus nombres colocados para siempre en la más alta distinción del deporte nacional.

Ayer dieron todo su talento y llenaron de gloria al país medalla tras medalla, y supieron colocar el lienso patrio en el merecido lugar en cada una de sus participaciones deportivas nacionales e internacionales. Por eso hoy son inmortales.

Atletas que llenaron toda una época dorada y quienes les aportaron medallas, de todos los colores a la República Dominicana tanto en competencias centroamericanas, panamericanas y mundiales.

Guzmán en voleibol; Sánchez, softbol; Vargas, baloncesto; Vila, tenis de mesa; Rijo, béisbol profesional; Ramírez, amateur y Luis López como propulsor concluyeron con sello de brillantes en las disciplinas que les correspondieron representar.

El XLIV ceremonial de la Fama reunió a gran parte de los mejores exponentes que ha tenido el deporte dominicano a través de su historia, tuvo entre sus momentos de mayor emotividad cuando Vila, el último en ser exaltado durante su intervención le tendió un ramo de olivo a su compañero de siempre en eventos internacionales, Mario Álvarez, pero cuya nueva vida como dirigente federado lo ha enfrentado hasta el extremo de llegar a la enemistad.

Queremos destacar que tanto Rafael Luis López, como Néstor Ramírez son oriundos "La Sultana del Este", San Pedro de Macorís.

No hay comentarios:

Publicar un comentario